Sobre la estevia

Un superalimento originario de Sudamérica

Los indígenas de Paraguay y Brasil hace mucho que lo sabían: las hojas de la planta de estevia son muy útiles para endulzar bebidas y comidas. Llevan siglos usando esta planta -a la cual denominan "hierba de miel"- para sus infusiones y comidas. En 2008, las autoridades alimentarias suizas aprobaron el glucósido de esteviol como edulcorante. Dos años después, SteviaSweet aterrizó en el mercado y desde entonces se ha hecho cada vez más popular.
UK-steviaweet-range-jpg.jpg

De la planta al producto

La extracción del edulcorante de glucósidos de esteviol de la planta de estevia no es tarea fácil. Para lograr este objetivo es necesario un proceso complejo cuya primera fase consiste, en términos sencillos, en extraer el agua de las hojas. Después, los glucósidos de esteviol se purifican y se filtran. Los glucósidos de esteviol cristalizados y secos se mezclan entonces con aromas naturales. Este proceso resulta necesario porque la estevia tiene un sabor peculiar que a mucha gente no le gusta. La mezcla con aromas naturales le da a SteviaSweet ese sabor redondo semejante al azúcar.

SteviaSweet ofrece estas ventajas

A diferencia del azúcar, SteviaSweet no contiene calorías. Un hecho que puede afectar a tu peso. Basta con que sustituyas cuatro o cinco cucharaditas de azúcar al día con productos SteviaSweet para poder eliminar de tu dieta más de 500 calorías por semana. Al año, eso supone 3 kilos de grasa corporal que habrían sido producidos solo por el azúcar. La estevia no solo es genial desde el punto de vista nutricional. A diferencia del azúcar, no provoca caries ni aumenta el nivel de glucemia. De modo que SteviaSweet es apto para diabéticos, veganos, personas con dietas bajas en carbohidratos y aquellas que quieren reducir su consumo de azúcar.